08/02/2021 – PAROLA DEL GIORNO – La Palabra mundial del día – Lunes de la 5ª semana de Tiempo Ordinario. – BIBLE – Parole mondial du jour – The global Word of the day

  • por

08/02/2021

LETTURA DEL GIORNO

Dal libro della Gènesi
Gen 1,1-19

In principio Dio creò il cielo e la terra.

 

READING OF THE DAY

A reading from the Book of Genesis
Gn 1:1-19

8/2/2021 – Lunes de la 5ª semana de Tiempo Ordinario.
1ª lectura:

Dijo Dios, y así fue.
Comienzo del libro del Génesis 1, 1-19

Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra estaba informe y vacía; la tiniebla cubría la superficie del abismo, mientras el espíritu de Dios se cernía sobre la faz de las aguas.

Dijo Dios:
«Exista la luz». Y la luz existió.
Vio Dios que la luz era buena. Y separó Dios la luz de la tiniebla. Llamó Dios a la luz «día» y a la tiniebla llamó «noche». Pasó una tarde, pasó una mañana: el día primero.

Y dijo Dios:
«Exista un firmamento entre las aguas, que separe aguas de aguas».
E hizo Dios el firmamento y separó las aguas de debajo del firmamento de las aguas de encima del firmamento.
Y así fue.
Llamó Dios al firmamento «cielo».
Pasó una tarde, pasó una mañana: el día segundo.

Dijo Dios:
«Júntense las aguas de debajo del cielo en un solo sitio, y que aparezca lo seco». Y así fue.
Y llamó Dios a lo seco «tierra», y a la masa de las aguas la llamó «mar». Y vio Dios que era bueno.
Dijo Dios:
«Cúbrase la tierra de verdor, de hierba verde que engendre semilla, y de árboles frutales que den fruto según su especie y que lleven semilla sobre la tierra». Y así fue.
La tierra brotó hierba verde que engendraba semilla según su especie, y árboles que daban fruto y llevaban semilla según su especie. Y vio Dios que era bueno.
Pasó una tarde, pasó una mañana: el día tercero.

Dijo Dios:
«Existan lumbreras en el firmamento del cielo, para separar el día de la noche, para señalar las fiestas, los días y los años; y sirvan de lumbreras en el firmamento del cielo, para iluminar sobre la tierra». Y así fue.
E hizo Dios dos lumbreras grandes: la lumbrera mayor para regir el día, la lumbrera menor para regir la noche, y las estrellas. Dios las puso en el firmamento del cielo para iluminar la tierra, para regir el día y la noche y para separar la luz de la tiniebla. Y vio Dios que era bueno. 
Pasó una tarde, pasó una mañana: el día cuarto.

Salmo: Sal 103, 1-2a. 5-6. 10 y 12. 24 y 35c
R. Goce el Señor con sus obras.

Bendice, alma mía, al Señor,
¡Dios mío, qué grande eres!
Te vistes de belleza y majestad,
la luz te envuelve como un manto. R.

Asentaste la tierra sobre sus cimientos,
y no vacilará jamás;
la cubriste con el manto del océano,
y las aguas se posaron sobre las montañas. R.

De los manantiales sacas los ríos, para que fluyan entre los montes;
junto a ellos habitan las aves del cielo,
y entre las frondas se oye su canto. R.

Cuántas son tus obras, Señor,
y todas las hiciste con sabiduría;
la tierra está llena de tus criaturas.
¡Bendice, alma mía, al Señor! R.

Aleluya Mt 4, 23
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V. Jesús proclamaba el evangelio del reino,
y curaba toda la dolencia del pueblo. R.

Evangelio:

Los que lo tocaban se curaban.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 6, 53-56

En aquel tiempo, terminada la travesía, Jesús y sus discípulos llegaron a Genesaret y atracaron.

Apenas desembarcados, lo reconocieron y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaba los enfermos en camillas.

En los pueblos, ciudades o aldeas donde llegaba colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban que les dejase tocar al menos la orla de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos.

La Palabra mundial del día – Lunes de la 5ª semana de Tiempo Ordinario. – BIBLE – Parole mondial du jour – The global Word of the day

WORD OF THE DAY

banner parola.jpg
08/02/2021

READING OF THE DAY

A reading from the Book of Genesis
Gn 1:1-19

In the beginning, when God created the heavens and the earth,
the earth was a formless wasteland, and darkness covered the abyss,
while a mighty wind swept over the waters.

Then God said,
“Let there be light,” and there was light.
God saw how good the light was.
God then separated the light from the darkness.
God called the light “day,” and the darkness he called “night.”
Thus evening came, and morning followed–the first day.

Then God said,
“Let there be a dome in the middle of the waters,
to separate one body of water from the other.”
And so it happened:
God made the dome,
and it separated the water above the dome from the water below it.
God called the dome “the sky.”
Evening came, and morning followed–the second day.

Then God said,
“Let the water under the sky be gathered into a single basin,
so that the dry land may appear.”
And so it happened:
the water under the sky was gathered into its basin,
and the dry land appeared.
God called the dry land “the earth,”
and the basin of the water he called “the sea.”
God saw how good it was.
Then God said,
“Let the earth bring forth vegetation:
every kind of plant that bears seed
and every kind of fruit tree on earth
that bears fruit with its seed in it.”
And so it happened:
the earth brought forth every kind of plant that bears seed
and every kind of fruit tree on earth that
bears fruit with its seed in it.
God saw how good it was.
Evening came, and morning followed–the third day.

Then God said:
“Let there be lights in the dome of the sky,
to separate day from night.
Let them mark the fixed times, the days and the years,

and serve as luminaries in the dome of the sky,
to shed light upon the earth.”
And so it happened:
God made the two great lights,
the greater one to govern the day,
and the lesser one to govern the night;
and he made the stars.
God set them in the dome of the sky,
to shed light upon the earth,
to govern the day and the night,
and to separate the light from the darkness.
God saw how good it was.
Evening came, and morning followed–the fourth day.

GOSPEL OF THE DAY

From the Gospel according to Mark
Mk 6:53-56

After making the crossing to the other side of the sea,
Jesus and his disciples came to land at Gennesaret
and tied up there.
As they were leaving the boat, people immediately recognized him.
They scurried about the surrounding country
and began to bring in the sick on mats
to wherever they heard he was.
Whatever villages or towns or countryside he entered,
they laid the sick in the marketplaces
and begged him that they might touch only the tassel on his cloak;
and as many as touched it were healed.

PRAYERS

PUERTA DEL EMPERADOR

PEKÍN

CHINAASIA

CIUDAD NOCHE PEKIN

Pekín, la enorme capital de China, tiene una historia que se remonta a 3 milenios. Aun así, es conocida tanto por su arquitectura moderna como por sus sitios antiguos, como el complejo de la Ciudad Prohibida, el palacio imperial durante las dinastías Ming y Qing. Cerca, en la enorme plaza peatonal de Tiananmén, se encuentra el mausoleo de Mao Zedong y el Museo Nacional de China, que exhibe una amplia colección de reliquias culturales.

 

GRAN MURALLA CHINA 

La Gran Muralla de China es la pared más larga y la arquitectura antigua más grande del mundo, tiene más de 2.300 años de antigüedad. 

CENTRO NACIONA DE PEKIN

El Centro Acuático Nacional es un pabellón deportivo en Beijing donde se celebraron las competiciones de natación, natación sincronizada y saltos de los Juegos Olímpicos de 2008 y también se celebrará la competición de curling de los Juegos Olímpicos de 2022. 

 

ANTIGUA ARQUITECTURA DE PEKIN 

 

CIUDAD PROHIBIDA DE PEKIN

La Ciudad Prohibida es un complejo palaciego situado en Pekín, capital de China. Durante casi quinientos años, desde la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing, fue la residencia oficial de los emperadores de China y su corte, así como centro ceremonial y político del Gobierno chino. 

 

ESTADIO NIDO DE PEKIN 

El Estadio Nacional de Pekín, oficialmente el Estadio Nacional es un estadio en Pekín, diseñado para su uso durante los Juegos Olímpicos de Verano de 2008, así como para los Juegos Paralímpicos del mismo año.

MONUMENTO COMUNISTA

 

MUSEO NACIONAL DEL PALACIO

El diseño de este recinto es una réplica del Palacio celestial púrpura donde se tenía la creencia de que habitaba la deidad suprema. 

 

TEMPLO DE PEKIN

El Templo del Cielo, o Tian Tan, es uno de los mayores recintos sagrados de China. Construido durante el reinado de la dinastía Ming, era el lugar en el que el emperador realizaba sacrificios para dar las gracias al Cielo por los frutos obtenidos y rogaba por las futuras cosechas.  

 

PODOGO COLINA

CHINA BEIJING PEKÍN

PEKÍN

CHINAASIA